24 dic. 2011

Un años más...



Querido/a lector/a:

Si abres la postal adjunta
encontrarás un mensaje del Zorzal 
para el año que comienza...

Espero que te guste, y que iniciemos este 2012
lleno de felicidad para tod@s.

Con mucho cariño,
Marcelo O. Martínez 


Para ver postal animada CLIC



23 jun. 2011

LA CANCIÓN DE PERLITA Hacéte tonadillera

Liberté, égalité, sexualité: Perlita Greco, la amante secreta de Gardel. Biografía. Historia. Documentos y fotografías inéditas.
Por Marcelo O. Martínez 

Todas las imágenes de este artículo se amplian haciendo clic sobre las mismas. 
Contiene también dos vídeos.


HACÉTE TONADILLERA Tango.
HACER CLIC EN TRIÁNGULO (PLAY) PARA VER VIDEO.

Voz: Carlos Gardel. Acompañamiento: José Ricardo ("El negro") y Guillermo Desiderio Barbieri ("El Barba") (guitarras). Disco Nº 18069-A (Argentina). Matríz Nº 1156.  Sistema de grabación: Mecánico. Sello Editor: Odeón Argentina. Fecha de grabación: 1923. Lugar: Buenos Aires (Argentina). Total de maquetas grabadas: 1. Publicadas: 1. Música y letra: Ángel Greco (9 de marzo de 1893 - 4 de octubre de 1938). De este autor Gardel interpreta otras canciones; a dúo con Razzano: "Sanjuanina de mi amor", "Mi pañuelo bordao" co-autoría con F. Martino; "El canto de la selva", letra de N. Galíndez;  "Chinita linda". Gardel en solitario interpreta: "Cartitas perfumadas", "¡Pobre madrecita!", con letras de J.A. Caruso, y "Naipe marcado".
Letra original                                                                      Modificaciones de Gardel

Anoche el maestro Grilo,
me estuvo batiendo el justo,
me dijo que tenés gusto
para cantar el estilo.
Te sintió en lo de Camilo,
una noche de verbena
y que le causa gran pena,
que vos no te imaginás,                    [no te decidás]
Titina, cuando cantás,                      [Si, china, cuando]
tenés una gran escena...

Y de que él se compromete
en menos de una semana,
prepararte, china linda,
pero muy de la banana;
te enseña cuatro milongas,
dos estilos y tres zambas...
si pa’ ser tonadillera
hay que tener buenas gambas,
si pa’ ser tonadillera
hay que tener buenas gambas.

¿No canta la Linda Thelma,
Raquel Meller, la Zazá?,
si esas son tonadilleras,
que se han hecho de un fastrás...
Te hacés hacer los afiches,
buenos retratos y clichés
y no faltará un mishé                      [faltará mishé]
que palme todo este gasto
y que te haga debutar
en un teatro del Abasto.

No digás que no viejita,                   [No diga]
que la pasaremos bien,
dejaremos el cotorro
alumbrao a kerosén.
Así que, desde mañana,
derechita pa’ el ensayo...                [derechito]
verás como hacemos vento
en menos que cante un gallo,
verás como hacemos vento
en menos que cante un gallo.

Daniel Kaplan. Óleo sobre lienzo (1995).

Liberté, égalité, sexualité: Perlita Greco.

         La letra de "Hacéte tonadillera" (1923) refleja las aspiraciones de muchas jovencitas que buscaron en el vodevil una salida social y económica. Son las mismas ilusiones que movilizaron a Perlita Greco desde su Rosario natal hacia Madrid, donde se convierte en un símbolo.

        Su vida está íntimamente ligada a la de Gardel, de modo que al exponerla también surgirán a la luz los aspectos más privados y secretos del mítico cantor.
Perlita Greco en la intimidad. Para ser tonadillera hay que tener buenas gambas.
Confesión...

          La noche del 24 de junio de 1935, Perlita se dirigió a su camarín tras terminar otra función exitosa. Entre los vestidos, las plumas, las flores de admiradores, las fotos pegadas en paredes y espejos, autografiadas por Ana Pavlowa, Maurice Chevalier, La Mistinguette, La Goya, Carlos Gardel y otros famosos, le está esperando el reportero madrileño José Montero Alonso. En un momento de la entrevista la mirada de la diva se detiene atraída por un enorme titular en la portada del diario. Lee aterrorizada: “Carlos Gardel muere en Colombia, en una catástrofe de aviación”. Deshecha en llanto, confiesa ahí mismo buena parte de su romance con el malogrado ídolo: “¡Pobre Carlitos! No hace todavía quince días que recibí, desde América, su última carta. Me hablaba de sus proyectos, de que le iban bien las cosas... Y de pronto, esta noticia de su muerte. ¡Es espantoso! Su recuerdo equivale en mi vida a tantas, tantas cosas...”.

          La confesión de Perlita es citada en algunas fuentes, pero nunca se reproduce el reportaje íntegro. Ponemos a disposición de tod@s una copia completa, tal y como apareció en la revista Mundo Gráfico, número 1.235, del miércoles 3 de julio de 1935.




         Hasta aquí su confesión. Pero ¿quién era en realidad Perlita Greco? ¿qué sabemos sobre su vida con Gardel? Para comenzar a reconstruir esta historia, tomemos primero contacto con su arte, una ingeniosa mezcla de erotismo, simbología herética y frivolidad devenida en crítica social… La alquimia perfecta para una hechicera de turbadora belleza y fino intelecto, graciosa voz, gran pianista, sospechada de bisexualidad… Pero con apariencia de chica ingenua y frívola, que le permitía ser imagen de Coca Cola, o portada de las principales revistas y periódicos. Ni más ni menos que una Betty Boop de carne y hueso.



         Acomódese en su butaca, querid@ lector@, y dispóngase a disfrutar del espectáculo...

HACER CLIC EN TRIÁNGULO (PLAY) PARA VER VIDEO.
(NOTA IMPORTANTE: video tomado del canal http://www.youtube.com/user/vertxxgg)

         [Voz: Perlita Greco. Las imágenes pertenecen al film La revue des revues, 1927. La canción de Perlita se utilizaba habitualmente para musicalizar esta escena en los cines españoles. La danza –frente a las columnas de Boaz y Jakin bajo la protección de Isis-Osiris–, representa la muerte y resurrección, o lo que es lo mismo: la esclavitud y ceguera del mundo profano luchando por la verdadera luz. Los bailarines llevan grabados en sus mandiles y en el pecho de la mujer, el ojo de poder, el triángulo entrecruzado de la escuadra y el compás, el ojo de Horus y otros símbolos asociados a la masonería. Si triunfa la iluminación o se impone el pensamiento único, coronado por un ojo en la cima de la pirámide, es un análisis que excede los alcances de este artículo; será mejor dejarlo para otro momento...]

La Perla de Rosario... 

        11 de mayo de 1906, llega al mundo Alfonsina Grecco Constantino. En su juventud adopta el pseudónimo artístico que la hará famosa: Perlita Greco. Lo extraño es que figurarán con ese nombre los contratos, las cuentas bancarias, la seguridad social... en un lento proceso de anulación de identidad, como el que sufrió Carlos Gardel...

        La mamá, Giovina Constantini (Chieti 4-2-1886 / New York 1-3-1969) es una inmigrante, proveniente del pueblito rural de Casacanditella, región de Abruzzo. De su padre desconocemos casi todo; de él heredó el apellido Grecco ("con dos ces"), y quizás poco más. Giovina declaró ser viuda, ocupándose en solitario de la crianza de su hija, esmerándose por darle la mejor educación posible. Logró que ingresase en el Santa Unión de los Sagrados Corazones donde recibe una dilatada escolarización.
Postal del Colegio Santa Unión donde Perlita estudio hasta 1923.

        La niña desarrolla su vocación artística tras los muros del colegio. Aunque se trata de una orden religiosa, de origen español, las monjas permitían que se organicen bailes y representaciones teatrales (este hecho insólito tal vez se fundamente porque la mayor parte de las pupilas egresaban siendo ya mayores de edad; las actividades tendrían como objetivo reinsertarlas a la comunidad). En el edificio que hoy ocupa la Facultad de Humanidades la muchachita toma lecciones de canto, danza y guitarra y se convierte en una pianista sobresaliente. En la biblioteca escolar, que se alojaba en la propia capilla, fue adquiriendo un respeto reverencial por los escritores del Siglo de Oro, aunque siempre infravaloró a los poetas, por considerarlos "demasiado cursis".

        Sintió verdadera vocación por la pintura.  Ya en su madurez, profundizará aún más ese interés, llegando incluso a publicar, en la década del '50, un ensayo sobre la obra de Miguel Ángel.

Perlita se destacó de joven en la ejecución del piano.
Impulso... 

      Pero volvamos al año 1923. Con diecisiete años está resuelta a abandonar la vida contemplativa y convertirse en artista profesional. La clave que le guiará toda su vida será: seguir el impulso. Por ejemplo, esa tarde que se ha quedado a solas con su chico, "que está más bueno que el arroz con leche", y ninguno de los dos se anima a forzar la situación, es ella la que toma la iniciativa… Le sonríe con picardía y le besa con pasión (el primer beso que da a un hombre). Luego de ese instante sin final, ya sin aire, se incorpora y con otra sonrisa le dice: "¡Mordéme la camiseta!".

      ¿Y quién hubiese podido resistirse?
 Los huellas de rouge revelan el beso en forma de "giro" de Perlita.
Buenos Aires, ebullición... 

          Al año siguiente, 1924,  madre e hija se han instalado en una pensión del centro de Buenos Aires, con el único plan de convertir en realidad la ambición de la muchacha: "llegar a ser la artista número uno; la más famosa del mundo".


          A fin de ganarse el sustento doña Giovina reparte sonrisas y flores de bar en bar, cual la violetera de la canción. Su hija le ayuda por las noches, y aprovecha su natural simpatía para codearse con hombres y mujeres vinculados al espectáculo.


          La Buenos Aires de los Años Locos es una olla de ebullición donde perviven los barros de los arrabales con una inquietud impulsiva por encaramarse al carro de la modernidad. Y la industria de la diversión es un mosaico de todas esas contradicciones.


          Para ser tanguera, tanguista, cancionista, tonadillera, cupletista, sainetera… (los géneros se entremezclan pero a todos ellos los une la canción, como unidad independiente de la obra dramática) tener una buena voz ayuda, pero tampoco constituye requisito sine qua non. Al contrario, un exceso de facultades vocales opaca la interpretación del argumento. Se exige, eso sí, una dicción perfecta y la entonación apropiada: delicada, bien timbrada para frasear los textos con la intencionalidad que requieren. Ni grave ni sensual, ni lírica o afectada, ni ñoña o cursi. Exactamente la pizca... el matiz que permita mimar cada estrofa. Se puede ser pícara o sentimental, dramática o cómica, pero siempre sin excederse, dominando la técnica de forma natural. Conseguir esa espontaneidad es lo más complejo. Quizás el ejemplo más claro, en Argentina, sea Tita Merello.

          Salvo contadísimas excepciones, las cancionistas (sería mejor hablar de ellas como:"cantactrices") se lanzan al escenario para salir de la miseria. Casi todas provienen de familias humildes y emprenden un camino lleno de espinas en el que dejan buena parte de su juventud, salud y virtud.

          Junto a la delicadeza intelectual de una Grecco, legiones de muchachitas pugnan por salir de la ciénaga vendiendo sus encantos al mejor postor. Y sabemos que las biografías de las grandes divas del género suelen ser un decálogo completo de miserias. Por ejemplo, La Bella Otero, icono de la Belle Époque, era en realidad hija de una mendiga soltera; siendo niña fue violada y abandonada casi muerta en los montes de su Galicia natal; la ingresaron en un convento donde las monjas le aplicaban torturas físicas y psicológicas para que pudiera expiar "su" pecado. Otro caso: La Fornarina, "la venus con brazos", brazos que hundió toda su niñez en las gélidas aguas del Río Manzanares lavando ropa ajena, y luego, durante la mayor parte de su adolescencia, formó parte del montón de hembras humanas que lo hacían en la calle para sobrevivir. Ello si consideramos a las que llegaron a la cima. ¿Qué habrá sido de tantas otras, las más, de las cuales apenas han llegado sus apelativos: La Meningitis, La Radium, Margarita Díaz antes Gautier…? ¿También nuestra heroína deberá afrontar similar calvario hasta ver cumplidos sus ideales? ¿Es que acaso alguna vez tuvieron otra posibilidad los ofendidos y humillados?...
Carpe diem...

         Grecco utilizó un truco para romper la lógica perversa del Sistema... Consistió en estar despierta, y esperar la ocasión adecuada. La oportunidad se le presentó así: la vicetiple Celia Gámez, protagonista de "Las corsarias" en Teatro La Comedia, hereda una inesperada fortuna, que le permite regresar con su padre a España, dejando una vacante que su nueva amiga podía ocupar. De un fastrás nace Perlita Grecco, "con ese nombre debuté en el teatro; pero sin volver a bautizarme".

Las sendas con Celia Gámez se cruzan.
          Algunos dirán que fue un capricho del azar, otros que fue olfato para estar en el lugar y momento adecuado. La cuestión es que debuta como primera figura, junto a Miguel Lamas y otros artistas consagrados. "Las corsarias", además, se convierte en un fenómeno teatral. Versa sobre unas bellas amazonas que se dedican a secuestrar hombres para saciar sus apetitos sexuales. La música, vibrante y pegadiza, fue compuesta por el granadino Francisco Alonso. Su pasodoble "A la bandera" también conocido como "La banderita",  se convierte en verdadero himno hispano. ¡En Buenos Aires la obra supera las tres mil representaciones!

          Cual si fuera su hada madrina protectora, Celia Gámez volverá a aparecerse más adelante en el camino de Perlita... Ahora se ha ido muy lejos, a conquistar los escenarios de Madrid.

Perlita con Maizani... 

          Perlita inicia una carrera de vértigo como vedette de revistas. Después del exitoso debut en "Las Corsarias" en el teatro de La Comedia pasa al Porteño y de allí al Maipo. Trabaja en operetas nacionales, (p.e: "Cabecitas locas" de Pepe Arias) o en obras del género lírico español (p.e.: 'Doña Francisquita',  'Molinos de Viento', entre otras). También incursiona, brevemente, en el teatro interpretativo.

Mayo 1927. Perla Grecco, José Arias y Laura Hernández en "Cabecitas Locas", en el Maipo.
          Hacia 1926 conoce a la cantante Azucena Maizani y se hacen amigas. La rumorología acusa a ambas artistas de tener gustos sexuales que podrían considerarse más bien laxos. Maizani actúa vestida de hombre, y Grecco adopta igual modalidad para entonar "Milonguita", o "Mocosita", aunque siempre evitó encasillarse en el tango.
Domingo 24 de junio de 1928. Uno de los más vistosos cuadros de la revista "Estrellas de fuego". En el centro, de pie, la tiple Perla Greco (vestida de hombre).
          Con Maizani trabajan en "Caras sonrientes", revista original de Ivo Pelay, Luis César Amadori y Humberto Cairo, estrenada en el Maipo el 27 de abril de 1928, en la que participa Carmen Olmedo. También actúan juntas en "Estrellas de fuego", de los mismos autores, estrenada el 8 de junio, y en "Juventud, divino tesoro", el 7 de julio, junto a Ángela y Victoria Cuenca, Carmen Olmedo y Violeta Desmond.
7 de julio de 1928. "Juventud, divino tesoro". Revista de Ivo Pelay, Luis César Amadori y Humberto Cairo, con Pierre Clarel y Azucena Maizani, Angela Cuenca, Perla Greco, Carmen Olmedo, Violeta Desmond, Victoria Cuenca y V. Desmond.

Perlita y Carlitos... 

Gardel y Maizani
          Perlita conoce a Gardel por intermedio de Azucena Maizani. Se les suele ver cenando en  restaurantes de la calle Corrientes. O tomando algo juntos en el Bar Los Ángelitos. Muchas veces pasan la noche en el pisito de soltero que Gardel conserva allí cerca, en la calle Rincón 137. 

[Aportamos aquí un dato curioso: Grecco actuó como figurante en "Compañero de pieza", obra escrita por José Antonio Saldías (alias Fastrás) gran amigo del Morocho, quien le grabó dos tangos suyos, "Muchachita de Montmartre" y "¡Perdón, Viejita!". El argumento comienza con un personaje, muy artltiano, que encuentra una billetera en el suelo y al revisarla descubre la foto de una bella mujer y una dirección: Rincón 127. ¿El autor tendría en mente la dirección de Gardel? Cuenta que también fue amigo «de la novia de Carlos...» Al preguntarle su interlocutor «De cuál de ellas?», respondió: —«No sé... de alguna de ellas». ¿Se estaría refiriendo a Perlita?]
Gardel y Lunático, su caballo más famoso.
          Perlita admite que su romance con El Morocho surgió a poco de conocerse. Parece lógico, pues sus personalidades y gustos se complementan muy bien; "los dos éramos alegres y bohemios. Iban muy bien su espíritu y el mío. Nos gustaba reír y divertirnos, vivir un poco aventureramente, sacando a la vida todo su sabor y alegría."

          Amén de su amor por el cine, el teatro y, claro, la música, a ambos les enloquecen los caballos. Perlita es una gran jinete: "¡Me encanta cabalgar en buen potro brioso y de sangre!" ; y gusta de apostar fuerte en las carreras: "es el espectáculo más emocionante y bello que existe". Gardel ya había comprado al famoso Lunático, –que intervino en treinta y cuatro carreras, entre 1925 y 1927– e intenta, pese a todos los consejos en contra, formar su propio stud. 


          La experiencia le deja temblando su economía, por eso Perla afirma que cuando conoció a Carlos éste tenía ciertos problemas de dinero, y que aún así se anima a sacar un crédito para comprar la casita de Jean Jaurés 735, donde pueda vivir su adorada Berthe Gardes. "Sentía por ella verdadera veneración. El primer dinero en cantidad que ganó fue para una casa para ella." 
Un corte sin quebrada... 
  
         Según testimonios recogidos por la historiadora Guada Aballe, la relación se interrumpe, al parecer, por una trivialidad: se encuentran un sábado y él quiere acostarse temprano para estar en el Hipódromo a la mañana siguiente; triunfa el parecer contrario, y pasan toda la noche casi sin pegar ojo. Consecuencia: llegan a Palermo cuando ya se habían corrido las carreras. Carlos nada le reprocha a su dama, pero ese mismo domingo se olvida de ir a recogerla a la salida del teatro.

          La pareja deja de verse durante un breve lapso de tiempo, pues habrá una segunda etapa, más intensa y apasionada, que tendrá lugar muy lejos en la distancia.

Chica Bachicha... 
          El bandoneonista y director Juan Bautista Deambroggio, más conocido como Bachicha, acaba de separarse de Bianco y de probar suerte con otro socio, Ferrazzano, del que también se separa. Decide entonces recorrer el mundo como solista. Hace escala en Buenos Aires y queda impresionado por la gracia, belleza y buena voz de Perlita Greco. Le propone viajar junto a él y su orquesta a España, desde donde piensa iniciar un recorrido por toda Europa, África y el Medio Oriente Asiático.
Primera nota de prensa en España.

          Como hemos dicho, Perlita actuaba al margen del tango, pero la oportunidad es demasiado tentadora. Acepta. Quizás pesan en la decisión la experiencia y consejos de sus amigos, Celia Gámez y Carlos Gardel, que están dando un salto cualitativo en sus respectivas carreras trabajando en el extranjero. Con gran pesar, debe separarse de su amada madrecita, prometiéndole que pronto triunfará, que vivirán juntas en Europa.

          Tras el angustioso viaje, llega a España. Corre el mes de agosto de 1928.

         De la mano de la orquesta de Bachicha el primer gran acierto es versionar el melodramático tango español "La cieguita", que ya había popularizado Gardel al grabarlo en Buenos Aires –1926–, y en Barcelona –17 diciembre de 1927–.

Con smoking.

         Su bisexualidad y aporte intelectualista  empiezan a perfilar un estilo en el marco de la canción popular. Se viste de smoking para interpretar tangos, o con indumentaria gauchesca, causando verdadero escándalo aún entre los concurrentes progresistas del Ateneo y hasta del Bellas Artes.

          Otras artistas argentinas, que habían llegado con sus tangos, se fueron pasando al couplé, la copla, u otros géneros locales que eran más rentables. Así sucedió con Imperio Argentina, Celia Deza, Encarnita Marzal, Ofelia de Aragón, La Argentinita (Encarnación López Júlvez), Olimpia D'Avigny (nacida en Italia), la propia Celia Gámez, etc. El teatro frívolo es el equivalente hispano de los sainetes porteños, de modo que Perlita Greco percibe su futuro en ese género, y lo expresará con una frase de aguda ironía: "No quiero tristezas. ¡Viva la frivolidad!". 
El arte frívolo y el tango. Gardel y Perlita aparecen en la misma nota.
Primera "perlita"...

       La posibilidad de interpretar música española se concreta cuando la ven y oyen los hermanos Serafín y Joaquín Álvarez Quintero y de inmediato piensan en ella para su nuevo vodevil musical, "El niño me retira", al que puso partitura el maestro Calleja. Con dicha obra la presentan en el Teatro de La Zarzuela, ante un público señorial.

Perlita Greco como icono de frivolidad y lujo.
       Allí tiene lugar una de las "perlitas" más recordadas. Desde el escenario y dirigiéndose a lo más crème de Madrid dijo que traía "el saludo de Hipólito Yrigoyen para todos los españoles" y que quería conocer a "Alejandro Lerroux, el valiente que va a cambiar España". Todos los que la rodean se quedan atónitos, sin poder dar crédito. Al día siguiente el Gobierno del dictador Primo de Rivera notifica al empresario José Luis Campúa que "otra salida de tono como esa y ambos salen en Hidro para las Pampas".

        Empero, al igual que cuando John Lennon dirá ante la realeza británica aquello de: "los que estén en el fondo pueden aplaudir, los de las primeras filas sólo hagan sonar sus alhajas", la burguesía madrileña se toma la salida de la argentinita como una humorada, y la cosa quedó ahí. La hacen su favorita, llamándola "Chiquilla", mote inventado por los Quintero.

          El triunfo rotundo se evidencia en el programa oficial de La Zarzuela para la temporada siguiente, 1929-1930: lleva en la portada una enorme fotografía de Perlita Greco, ataviada con un precioso vestido blanco, en compañía de un can raza Podenco Faraón, paradigma de alta arcunia y distinción.


Otra vez Gámez...

Celia Gámez triunfa en España.
          En La Zarzuela se hallaba Perlita triunfando con "El niño me retira" cuando un día don José Campúa la convoca de urgencia para la obra "¡Por si las moscas!". La misma había sido estrenada en el Romea, el 31 de octubre de 1929, con música del gran maestro Francisco Alonso, alcanzando rápida popularidad y reconocimiento.

          La actriz principal, artífice de tan descomunal suceso, era una de las vedettes más famosas y mejor pagadas de España, que se retiraba de las tablas para incursionar en el mundo del cine. Estamos hablando de Celia Gámez, la vieja amiga de Buenos Aires, su Hada Madrina. Al igual que lo hiciera aquella vez en los escenarios porteños, vuelve a dejar la puerta abierta para que Perlita la releve. Pero... ¿estará la sustituta a la altura del nuevo desafío?




Punto de inflexión...

          Por lo pronto se le da enorme difusión al relevo de Celia Gámez por parte de la "bellísima y escultural vedette, Perlita Greco, que estrenará toilettes deslumbradoras", según lo expresa el Diario La Época. El gran meter en scène, Manuel Sugrañes, estaba ocupándose de rodear a la nueva estrella con coreografías traídas del Palace de París.

          Podemos señalar
que el debut en el teatro Romea –lunes 16 de diciembre de 1929 a las 22:30hs–, marca el punto de inflexión de la carrera de Perlita.

          Las críticas en la prensa son unánimes:


         "Perlita Greco triunfó plenamente en Romea. Sí, señor. La gentil artista hizo una verdadera creación en la ya popular revista." Revista Crónica.
          "La sustitución de Celia Gámez ha sido posible. Otra argentina, Perlita Greco, (…) a cuya belleza se rindió anoche el público." Diario La Voz.
          "El triunfo de Perlita Greco fué brillantísimo (…) El escenario de Romea sirve de admirable marco para la gentil artista, alma de la revista y figura indiscutible del género."
Diario El Heraldo de Madrid.
          "¡Vaya a Romea a ver a la bella 'vedette' Perlita Greco!"
Diario Correspondencia Militar.


          La obra ¡Por si las moscas! llegó a las cuatrocientas representaciones y se ofreció fuera de Madrid a partir de 1930.

         El único que tal vez haya lamentado un poco el cambio fue su partenaire, Faustino Bretaño, que en una escena, al ritmo de la mazurca, debía perseguir y alcanzar a la protagonista (imaginemos con cuál intención). Pero Perlita, bromista al estilo de Carlitos Gardel, e igual de atlética, le hacía correr durante varios minutos por el escenario ante las enormes risotadas del auditorio y el visible agotamiento físico del actor.

Las bellezas del Teatro Romea.
 


Más famosa que Gardel...
Publicidad de Coca-Cola con Perlita Greco como referente de éxito social.

         El popularísimo teatro Romea iba a convertirse en su residencia artística. Temporada tras temporada Perlita Greco aseguraba allí su fama estrenando obras de Francisco Alonso: revistas que todo Madrid cantaba, y aún toda España. Iría después al teatro Maravillas, estrenando "Las mimosas", "¡Colibrí!, ambas con Música de Ernesto Pérez Rosillo, "Los jardines del pecado", con textos de Antonio Paso y música de Francisco Alonso, y muchos otros títulos: "Me acuesto a las ocho" (1930), "Las guapas" (1930), "Las mujeres bonitas" (1933)...

         Impresionó varios discos, auténticos fenómenos de venta: el clásico el charleston del "Periquito y Lency", estrenado en el Teatro Cómico de Barcelona ante un palco y claqué de estudiantes de Medicina; el irónico "¡Ven con la cafetera!" con la segunda voz de Nieves Castizo alias 'La yankee'; "Las modistillas", que cantaban todas las midinettes; "Yo quiero un auto, papá" temática similar a la de "La mina del Ford"; y algún que otro tango como "Tus ojos me lo decían". En 1931, graba el chotis "La Manuela" que es una adaptación del tema original de la película alemana "Mädchen in Uniform", considerado el primer film de la historia que trata de forma explícita el amor y el deseo entre mujeres.
 
Los discos de Greco se vendían como churros y porras.
         Protagoniza publicidades como la de Coca-Cola, su rostro aparece en las revistas, su voz en la radio. Gana dinero a espuertas. Muy pronto paga un pasaje a su madre, para que venga a vivir con ella. Se aloja en hoteles de lujo y después adquiere una casa en plena calle Serrano, la más cara de Madrid (lo sigue siendo aún). Se codea con la nobleza y muchas grandes figuras le expresan su respeto y admiración.

         Para nada exageraríamos si afirmásemos que ahora La Greco es una estrella tan famosa como el propio Carlos Gardel.

Ejemplar autografiado por Perlita Greco (1930).
Hundir al capitalismo...

          El hecho de que Perlita se moviera por altas esferas sociales puede darnos una idea equivocada acerca de su pensamiento ideológico. Al igual que Gardel, ella intentó siempre mantener su imagen pública alejada de la política, pero su verdadero sentir puede sonsacarse a partir de actitudes y declaraciones suyas. 

           Ya hemos hecho notar que musicalizó "Mädchen in Uniform" (1931), uno de los primeros filmes lésbicos de la historia. También dijimos que declaró su apoyo a Yrigoyen y a Lerroux.

          Pero, sobre todo, fue pionera de los derechos de la mujer. Impulsó la moda de los pantalones femeninos (algo que copió de Azucena Maizani), impulsó la participación femenina en el deporte, promocionó el nudismo, e incentivó el uso de bañadores en las piscinas públicas. Sobre este último aspecto declararía: "para mí el 'maillot' es el verdadero vestido de la mujer moderna, en tanto que el desnudismo no suprima esta postrera hojitita de parra".


          Las preguntas que los periodistas hacían a las vedettes solían ser las más tontas posibles, del tipo: "¿A qué hora del día suele usted estar de peor humor?" (la prensa poco ha cambiado). La estrategia empleada por Perlita es responderles con otra trivialidad de igual calibre, añadiendo en el medio un mensaje social, que disimula con una ulterior broma o risita boba. Por ejemplo, ante la pregunta: "¿Qué desea usted que le traigan, este año, los Reyes Magos?", contesta: "Yo deseo que los Reyes Magos me traigan mucho dinero, mucho. Con él formaría una casa para dar de comer y socorrer a los obreros parados [sin trabajo]." Tras lo cual, para disimular, añade: "sí, compraría muchitas cosas lindas"

          La misma metodología emplea en la revista Crónica: al hacérse una serie de fotos encarnando a distintos personajes sociales aprovecha una de ellas para aparecer vestida con mono de trabajo y un par de bombas molotov en sus manos. El epígrafe deja explícito el mensaje: "Hay que hundir el capitalismo."
 
Mujeres con algo que decir...

          Perlita Greco tuvo infinidad de propuestas de grandes productoras para hacer cine, incluso antes de viajar hacia Europa, pero sólo aceptó filmar una única película, titulada "Yo Quiero Que Me Lleven A Hollywood", donde interpreta el papel de una mujer débil que se hace fuerte para defender su independencia. Rodada casi sin medios, en la que ninguno de los participantes cobró ni un solo céntimo, hoy es considerada por los especialistas como la más importante del período de entreguerras español, siendo la primera dirigida por una mujer: Rosario Pi.  Es una consecuencia directa de las políticas aperturistas y de las reivindicaciones feministas surgidas durante la República. Su estreno se produjo en Barcelona, el 10 de abril de 1932, con gran éxito de público, aunque los medios impresos la recibieron con frialdad.

       Como afirma el crítico Israel de Francisco, se trata de todo un hito de la filmografía hispana que tardaría décadas en repetirse, ya que hasta los años cincuenta ningún otro largometraje fue dirigido por una mujer.

         Augusto Torres nos recuerda que era un film musical, muy imaginativo, y con toques surrealistas bien logrados. Román Gubern coincide al señalar que, en el final, Juanillo muere en una cueva de un disparo junto al cadáver de su amada, alcanzando una dimensión surrealista que prefigura la última escena de "Abismo de Pasión" (1953), de Luis Buñuel.

         Durante la post-guerra desaparecieron las copias de esta película histórica, hoy inhallable.
 
"Lo más intenso de nuestro amor"...

          Ahora que conocemos mejor el destino de Perlita Greco en la Vieja Europa, relataremos cómo se produjo el reencuentro con Gardel. "Lo más intenso de nuestro amor fue aquí, en España. ¡Es una tierra tan bonita para quererse!…"

          El 24 de septiembre de 1928, Gardel desembarca en el puerto de Barcelona. Le acompañan su representante, Luis Pierotti, los guitarristas Aguilar, Barbieri, Ricardo, y Rafael Ricardo, hermano menor del guitarrista, contratado "para cebar mates". También viene Antonio Sumaje encargado de conducir el Graham-Paige, que El Zorzal había comprado a Josep Samitier en el anterior viaje. Tras tres días de estadía parten con rumbo a Niza.

          El domingo 30 dan un concierto a beneficio de las víctimas de un huracán en la isla francesa Guadalupe en el Caribe. Se produce el debut en el cabarét Florida. Luego en la Ópera de París. Del 8 al 9 de febrero de 1929 actúan en el Casino de Cannes. Del 22 de febrero al 7 de marzo, en el Empire de París. En abril viajan hacia Barcelona. El 23 se presentan en el teatro Principal Palace, alternando sus actuaciones con otras en el Excelsior.


          Mayo de 1929 será el mes del reencuentro en la capital. Perlita servirá de gran apoyo a Carlos para superar uno de los tragos más amargos de su vida profesional...


Amparados en el secreto...

          El Gran Astro Del Tango regresa por cuarta vez a Madrid, y allí se reencuentra con su amiga.

          Perlita Greco estaba trabajando en el teatro Real, desde el lunes 15 de abril, mientras que el Zorzal haría lo propio en el teatro Avenida. Las relaciones de los directores de ambas instituciones vive una especie de guerra fría comercial, por tanto "a ninguno de los dos nos convenía dar publicidad a aquel noviazgo. Un artista se debe, necesariamente, al público y tiene, quiera o no, sus compromisos". Eso, y además la gran discreción que siempre les caracterizó. Disfrutaron de su romance lejos de las cámaras. "¡Con qué alegría escondíamos los dos aquel amor que empezó en Buenos Aires: alegre, bohemio, golfo. Y además, con el gran encanto de quererlo rescatar, de que los demás no lo advirtieran, de guardarlo como una cosa muy nuestra, como un secreto muy dulce y muy íntimo…"

          Sabemos del romance por confesión de la propia Greco pero además porque en su momento la vicetiple segunda, Amparito Sara, los vio besándose tras las bambalinas y pasó el chimento a los paparazzi del magazine "El tango de moda", que se hizo eco del rumor. Amparito integraba el grupo de chicas del Romea que acompañaban a Perlita y es probable que hubiese reaccionado así por celos, pues forma parte del séquito de adláteres de alcoba atribuidos al bello cantor.
Amparito Sara, considerada amante de Gardel. Lleva un camisón similar al de Perlita.


El Mudo se queda sin voz...

          Inesperadas circunstancias darán un tono diferente al encuentro, sembrándolo de incertidumbre.

          Como hemos dicho, Gardel debuta en el teatro Avenida, el jueves 16 de mayo. El éxito es apoteósico. En su entusiasmo canta casi el doble de lo previsto para cada show. Al llegar el día 20 inicia los versos que dicen: "Y esta noche me emborracho bien, me mamo bien… " y ahí se queda... imposible continuar… ¡perdió por completo la voz! Se da por finalizada la actuación y se suspenden las demás.

          Podemos imaginar los momentos de preocupación y tristeza que embargan a todo el grupo. Aguilar confiesa que aunque ellos trataban de mostrarse animosos, sentían que aquello era una verdadera catástrofe: "Entre nosotros pensábamos, sin atrever a decirlo: se acabó… no cantará más… "

          Es probable que la dulce compañía de su amiga, siempre alegre y optimista, le hubiese ayudado a sobrellevar en parte la crisis, afianzándose aún más esa unión. 

          El viernes, sus guitarristas pasan a verlo, como todas las tardes. Carlitos les recibe cabizbajo, con el sepulcral silencio de siempre, y les indica por medio de señas que tomen asiento. Cuando se acomodaron en sus lugares, Carlos, dando un paso hacia el centro de la habitación, con voz potente y clara recita: "me mamo bien mamao… ¡pa' no pensar!". Todos estallan en un sonoro grito de júbilo y alivio.

          El sábado 25 y domingo 26 finalizan las actuaciones y se despiden de España. Antes de que comience junio ya están de vuelta en Buenos Aires.

 
          A partir de aquí, Perlita sostiene que dejaron de verse. "Él se marchó un día a Joinville, a hacer películas, y el hasta luego de aquella vez se convirtió, casi sin quererlo y sin saberlo nosotros mismos, en la despedida de nuestro amor."

          Sin embargo, demostraremos en nuestro análisis que continuaron viéndose, según lo prueban distintos testimonios y circunstancias... 
Perlita, vestida de negro. ¿El dibujo de atrás representa a Carlos Gardel?
 


París era una fiesta...

          Tal como explica Perlita, Gardel se marchó a la Paramount de Saint-Maurice (no Joinville), para rodar su primer largometraje, durante el mes de mayo de 1931. Simultáneamente se presenta en el teatro Palace, y graba varios discos para Odeón, permaneciendo en Francia hasta mediados de agosto.

        Durante sus estadías en París, como en el resto de lugares del mundo donde estuvo, El Morocho vivió apasionados romances con varias mujeres. Entre ellas, la actriz Gloria Guzmán, co-protagonista de "Las luces de Buenos Aires". Vivían en el mismo Hotel y al regresar a Buenos Aires fueron fotografiados juntos (día 20 de agosto). Al ver las fotos en la prensa, Isabel del Valle, novia "oficial" del cantante, hizo una escena de celos que marcó el declive de la pareja.
Gloria Guzmán y Carlos Gardel al llegar desde Francia (20-08-1931). Gentileza: Köster-Koser.



Blanquita Negri, adolescente que enloqueció al Zorzal


          Al romance con Gloria Guzmán –tildado de "volcánico" por algunos testigos– se superponen varios más. Se le vio en varias ocasiones en compañía de Gaby Morlay, famosa actriz francesa, con quien se dice convivieron un tiempo. Lo mismo con Rosita Moreno, hija del gran actor español Francisco (Paco) Moreno, vedette que luego sería protagonista de algunas de las más éxitosas películas gardelianas, rodadas en Estados Unidos. También Blanquita Negri, pícara morena menudita, con apenas dieciocho añitos recién cumplidos, que enloqueció por completo a Gardel, según testimonió el bailarín de tango Adolfo Tuñón.

          Por supuesto, a todas ellas, y algunas más, debemos sumar la presencia de Perlita Greco.

          Todas las protagonistas citadas pertenecen al  ambiente artístico, son jóvenes, bellas, ricas, talentosas, se conocen entre sí y mantenienen una cordial amistad. Por ejemplo, el 29 de diciembre de 1938, Perlita Greco viaja a Nueva York y declara en aduana como persona de referencia en Buenos Aires a su amiga Gloria Guzmán, que vive en la calle Paraná 654. Blanca Negri vivía en Barcelona, pero comenzó a trabajar en el Romea a partir de agosto de 1931, junto a Perlita Greco. De Rosita Moreno podemos decir otro tanto. Y así, vamos encontrando que todas las amantes (o supuestas amantes) de Gardel, formaban parte de un mismo círculo, con ideas y costumbres bastante liberales.

Guzmán, Blanquita, Perlita... amantes de Gardel, en la misma nota.
          Para guinda sobre la liberalidad de tales encuentros, nos queda el testimonio de Ivonne Guilty quien confesó sus orgías en los años locos de París: "A Gardel le interesaban las mujeres, pero a mí no me interesaba más que la cocaína y el champán."

El Toro y el Conde...

          Perlita tenía razones "de peso" para ocultar la prolongación de su romance con Gardel más allá de 1929 porque hacia fines de ese año comienza un noviazco oficial con Paulino Uzcudun Eizmendi, célebre boxeador, que se había proclamado dos veces campeón de Europa de los pesos pesados, en 1926 y 1928 (repetirá la hazaña en 1933). La cantactriz le dedica un tango que se hace muy popular, titulado: "Paulino Uzcudun", escrito por Baugneri y M. Ferré de la Calzadilla, y que grabó en diciembre de 1929. Hacer público ese noviazgo y además reconocer un amante, hubiese significado para ella poco menos que un suicidio social. Por otra parte, seguro que a Gardel tampoco le hubiese apetecido demasiado enfrentarse a los celos del "Toro Vasco". 
       Terminada la relación con el pugil, inicia otra con un bacán de pesos duraderos: el conde de Villapadierna, jovensísimo playboy malageño, descendiente de un antiguo linaje, que se daba la gran vida entre damas, automóviles y caballos. Un raro especímen de los alegres años '20. Pionero del automovilismo y piloto de Grand Prix, creador de la Escudería Villapadierna, así como del Derby Español. Dirige el RACE y preside durante años la Real Federación Española de Automovilismo. De la rocambolesca vida del conde es fama que disfrutó y disipó hasta tres herencias, que incluían grandes parcelas del centro de Madrid, además de los palacios de Villapadierna y de Linares, dos de las edificaciones más emblemáticas del siglo XIX.


         Este noviazgo se mantuvo en secreto, pero saltó a la luz en 1934 a raíz de un escándalo financiero en el que Perlita se vio implicada y que relataremos más adelante.

La verdad de la milanesa...

Gardel en Nápoles, abril 1932. Gentileza: Clara Koser.
          El Conde, de 22 años, y Perlita, de 26, se conocieron en Milán, a principios de abril de 1932. Casualidades del destino: justo en esas fechas estaban allí Carlos Gardel e Isabel del Valle, quienes habían arribado en noviembre del '31 con el afán de dar otra oportunidad a su ya muy deteriorada relación, al tiempo que Isabel tomaba lecciones de canto con Gianina Russ. Gardel se marchó enseguida a Francia y recién regresa a Milán en los primeros días de abril.

       ¿Se produjo en Italia una reunión social entre ambas parejas? ¿Acaso Gardel y Perlita tuvieron ocasión de verse a solas? ¿Planificaron el reencuentro de antemano? ¿O todo es cuestión de mera casualidad?... Las posibilidades están abiertas.

Siempre nos quedará París...

          El 25 de agosto de 1934 Gardel parte desde New York para tomarse unas vacaciones en Europa. Llega a Francia el 7 de septiembre y permanece en París una semana en el hotel Ambassador. Llegó a Toulouse el viernes 14 de septiembre y se aloja en el hotel Regina. Desde Barcelona, vino a pasar con él unos días Ernesto Ángel Giménez, representante teatral, amigo íntimo de Perlita Greco, y hermanastro de Matilde Rivera, la esposa de Enrique de Rosas, el matrimonio teatral que trajo a Gardel y a Razzano por primera vez a España, en 1923.

          El 20 de septiembre, después de almorzar con la familia Gardes en Albi, toma el tren nocturno a París y se queda allí unos días.

          Justo en agosto de 1934 Perlita Greco regresa a París; según informa la prensa "para perfeccionarse en el idioma de Molière". Por tanto, es muy posible que se haya visto con Gardel en el Hotel Ambassador, entre el 7 y el 12 de septiembre. Gardel permanece en la Ciudad Luz hasta el viernes 14 pero la Greco debe retornar de inmediato a Madrid, para cumplir con el llamado de la justicia.
Perlita con look parisino.
Conde nación...

          Al hacer el balance de la cuenta que tenía en el Banco de España, la condesa de Villapadierna descubre que le falta un millón doscientas mil pesetas. Todas las sospechas recaen sobre el sobrino de la señora: el conde de Villapadierna quien es detenido en Milán y extraditado por la justicia española.

          Por dicho motivo, la mañana del 13 de septiembre de 1934 el juzgado de Madrid cita a declarar a la artista Perlita Greco, interrogándola acerca de las relaciones que mantuvo con el conde de Villapadierna (José María Padierna). El juez que instruye sumario ha creído conveniente su comparencia con el fin de aclarar el tipo de vida que hacía el detenido en Milán durante el tiempo en que duraron las relaciones y, muy principalmente, saber si en aquel entonces su situación económica era buena. Greco ha confesado al señor Regidor que durante el tiempo que con él se relacionó, parecía encontrarse en excelente posición y que lo cree incapaz de haber cometido ningún delito.

       Gracias a las fojas de este expediente podemos certificar y conocer con gran exactitud los pormenores de la relación.

       El acusado fue absuelto al año siguiente, día 3 de septiembre, por falta de pruebas


Mary, Peggy, Betty, Julie + Perlita

          Como vemos, la vida amorosa de Gardel se aproxima bastante a la del playboy que canta "Rubias de New York", al que le gusta rodearse en su alcoba con muchas bellas mujeres.

          Y ya que traemos a colación esta imagen que inmortalizó a Carlitos rodeado de cuatro bellezas, debemos recordar que quedó fuera de la foto una quinta muchacha, morocha, que gira la manivela de una Victrola con languidez casi orgásmica. Esta escena pertenece a la película "El Tango en Broadway". La cámara enfoca a esta morocha durante unos breves segundos pero al analizar con detenimiento esos breves fotogramas nos parece identificar el rostro de... ¡Perlita Greco!... ¿Estaremos en lo cierto?

Comparación fotográfica. ¿Es Perlita Greco la quinta Rubia de New York?
           El encuentro de Perlita y Gardel en Estados Unidos es el que está mejor documentado, no sólo porque ella aparece en la película, sino porque también existen documentos y testigos de ese encuentro. Por ser el último, confirmaría que hubo una continuidad de contactos, entre Buenos Aires, Montevideo, Madrid y París (quizás también Montecarlo y Milán). A esas ciudades se suma ahora Nueva York. 

          Perlita viajó a América, al igual que lo hacían muchos actores españoles coetáneos, para abrir nuevos mercados. Lo hizo con la Compañía de José Juan Cadenas y Eulogio Velasco; dio shows en Cuba y México y luego cruzó el río Grande.

          Está documentada la estadía de Perlita en Nueva York en el siguiente domicilio: 141 East 56th Street.

          Asimismo contamos con los testimonios recogidos por varios cronistas que confirman que se reunió con Gardel. Algunos se refieren a ella como "actriz española". Para nosotros es determinante el testimonio de Abraham Thevenet, pianista uruguayo, afincado en la Gran Ciudad, que fue presentado a Gardel por Terig Tucci. 

          Thevenet es testigo directo, y sus recuerdos son fiables y precisos. Entre otras cosas el pianista relata: "Yo me hice bastante compañero de Gardel, que era sin duda un gran artista. Él se cuidaba mucho, especialmente haciendo natación y régimen de comidas. 'Mi porvenir está en el cine, viejo', me dijo en una oportunidad. La cosa es que de vez en cuando venía a tomar mate y charlar en mi apartamento, que también frecuentaban la vedette argentina Perlita Grecco y el actor Enrique de Rosas." Recordemos aquí que Enrique de Rosas es cuñado de Ernesto Giménez, el gran amigo de Gardel y de Perlita, y visitó a Gardel durante su estadía en París. También nótese que Thevenet conoce el origen argentino de la actriz y que su apellido se escribe con doble C, algo que ella siempre solía recalcar pero que casi todos omitían por descuido.

          Thevenet agrega: "A menudo andaba Gardel con letras en los bolsillos (siempre de Le Pera) y en el pianito que yo tenía ensayaba las melodías de sus canciones y cantaba otras. Tenía una enorme facilidad para componer. Silbaba las músicas, y Terig Tucci las escribía y armonizaba, corrigiendo ocasionalmente algún pasaje." Este párrafo es de sumo interés porque podría confirmar que Perlita fue testigo, y quizás partícipe, del proceso creativo de las canciones de Gardel. Tengamos en cuenta la gran experiencia y conocimiento musical de la muchacha, además de su solvencia en la ejecución del piano. ¡Cuántas cosas podría habernos comunicado al respecto, si algún periodista despierto se hubiese "apiolado" de entrevestirla!

          Grecco regresaría a NYC en reiteradas ocasiones, y daba como referencia el nombre y domicilio de Terig Tucci, 137 West 110th Street. Junto a él trabajaría posteriormente.



San Gardel...
Entre el cielo y las llamas. Gentileza: blog laurbedigital
          Una de las características llamativas de la vida amorosa de Gardel es que sus amantes, que eran muchas, nunca expresaron ningún tipo de celos o de resentimiento hacia él. ¡Al contrario! continuaban enamoradas ("platónicamente"). Todas, sin excepción, mantuvieron el vínculo en secreto, rompiendo el silencio –en unos pocos casos– sólo después de la muerte del artista.

          Por norma, los biógrafos descartaron esos valiosos testimonios femeninos, pues pensaban: "debe ser otra loca más que quiere hacerse famosa a costa de Gardel, ¿para qué escucharlas?". Al centrar el interés en los testimonios masculinos (muchos de ellos intrascendentes o falsos), las biografías sucesivas fueron construyendo una especie de Gardel mojigato, sólo apasionado por los caballos y los amigos. Un ser asexuado, con muy escaso interés por las mujeres, sin capacidad de amar o comprometerse...

        Esa imagen resulta coherente con el prototipo de hombre casto, fiel a su madre y a su eterna noviecita, valores que también algunos tangos intentan transmitir. Al parecer, un hombre sexualmente sano y activo debe ser considerado en una escala inferior.
Cocktail Perlita Greco, receta.

          Lo que oculta esta versión santificada, es que si bien el Gardel de carne y hueso tenía un amor en cada puerto, las relaciones que planteaba eran de plena libertad, transparencia, confianza; selladas en un acuerdo de mutuo respeto y discreción. Son relaciones maduras y adultas, en algún sentido, quizás infantiles y despreocupadas en otros, pero él las vivía como experiencias únicas, y así se lo hacía sentir a su ocasional pareja.

          Los testimonios valederos, es decir, los de las mujeres que experimentaron la intimidad con Gardel, son unívocos: cada una sintió que fue un amor verdadero, sin egoísmos. Más que la belleza física o apasionada de la relación, destacan que Carlos era, por sobre todo, un ser lleno de alegría, nobleza, cortesía y generosidad. A menudo esos romances múltiples eran simultáneos y prolongados en el tiempo. Y sin embargo, que se sepa, nunca surgieron celos dañinos o conflictos entre las protagonistas; por ejemplo: Gloria Guzmán y Perlita Greco eran muy buenas amigas.... Y podríamos rastrear muchos ejemplos más que confirman que Gardel era una persona de Amor, en el sentido más profundo del término.

          Quien alguna vez tuvo, o tenga, la oportunidad de establecer un diálogo sincero con personas en la cresta de la fama –una estrella de Hollywood, por ejemplo–, podrá comprobar que su visión sobre el sexo difiere de los parámetros impuestos a gente ajena al circuíto. Se trata de una manifestación de autoreconocimiento y confianza, pero también es una reacción al vacío existencial, que conlleva la búsqueda de sensaciones siempre insatisfechas, y pueden tornarse en conductas destructivas y autodestructivas. Casi nunca (o nunca) son expresiones del Amor Místico e Incondicional del ser autorealizado.
Gardel y las Rubias de New York, según el maestro Alberto Breccia.


Vida después de la muerte...

          La vida prosigue. Y para culminar nuestro análisis quisieramos hacer un repaso, aunque sea breve, sobre la historia de Perlita, y otros personajes nombrados, después de que falleció el Gran Cantor, pues el destino de todos ellos cambió de forma drástica a partir de 1936, con el golpe de Estado y el inicio de la Guerra Civil Española.

          Muchos artistas y productores se adaptaron muy bien al nuevo régimen. La tonalidad general del cuplé y demás géneros musicales populares, ya de por sí poco contestatarios, evolucionan hacia un conservadurismo beato y chauvinista. La Goya o Raquel Meller son las grandes figuras de exaltación patriotera. De más está decir que esa tendencia se acentúa hasta el hartazgo con el triunfo de Francisco Franco.

          Un fiel reflejo de ello es Celia Gámez. Al declararse la contienda, Gámez se encontraba de gira por territorio bajo control del ejército sublevado, y expresa de inmediato su simpatía por el retorno de la monarquía. Los facsiosos provocan un ataque aéreo sobre Madrid, el primero a una gran ciudad, pero el pueblo resiste la lluvia de bombas y balas al grito de "¡No pasarán!" Después de un interminable bloqueo, contínuo hostigamiento y miles de muertos, la capital se rinde. Para festejarlo Celia Gámez compone el cuplé "¡Y hemos pasao!", burla a los derrotados, a quienes llama "miserables". La cancionista recupera las joyas que los republicanos le habían embargado y se asegura un puesto como figura mediática del franquismo hasta bien entrados los años '60.

          El destino de Uzcudun, boxeador y ex novio de Perlita, será funesto. Se difunde que en Gipuzkoa sus puños estuvieron al servicio de los nacionalistas para arrancar confesiones a los detenidos, y para apretar el gatillo en los piquetes de ejecución. La revista vasca Gudari, en noviembre de 1936, denuncia que: "El miserable tahúr, traidor y fracasado boxeador Uzcudun, es el encargado de los fusilamientos de Donostia. Este orangutanado personaje trabaja en la retaguardia su siniestra misión. ¡Cobarde! Tu lugar está en el parapeto; verás como no llegas al noveno round".
Uzcudun, "orangutanezco personaje", según la revista del Euzko Gudarostea.

          En cambio Perlita, tras la instauración de la dictadura franquista, nunca vuelve a pisar suelo español, a excepción de una fugáz visita que realizó en 1952. Según publica el investigador Ángel Zúñiga en 1983, la esposa del embajador Lequerica había tropezado en New York con la empleada en una tienda que le aseguró haber sido la famosa Greco. ¿Sería verdad? ¿Una vez más el péndulo del Sistema retorna a la servidumbre y anonimato a quien provino de esa cuna? Los biógrafos de los años '50 y posteriores se cebaron con tales crónicas de derrotas de las que antaño fueron famosas divas: Olimpia d'Avigny, pordiosera rodeada de gatos; Josefina Clemente, portera; Dora Saavedra, encargada de guardarropas en un salón de fiestas; Ramona Galán, vendiendo tabaco en un umbral del Teatro Real, donde había sido gran estrella… Las letras de tango también se suelen regodear recordando historias similares.



Cronología de Perlita (desde 1936 en adelante)...

          Veamos, pues, qué sucedió en la vida de Perlita Greco, desde 1936 en adelante...

          La guerra de España le sorprende junto a su madre, doña Giovina, en Cuba, y allí se quedan a vivir. La mayor parte de su dinero y capital quedó en la Península; de modo que pierden casi todo.

 
          El 4 de junio de 1937 parte sola desde La Habana a Nueva York, en el S.S. Pennsylvania. Al ingresar declara hablar dos idiomas, español y francés, y portar u$s 600 en travelers checks. Se hospeda en el Hotel St. Moritz. La idea es retomar los contactos del entorno de Gardel para reiniciar una nueva etapa. Se entrevista con Terig Tucci, Julio Garzón y otras personas influyentes que le prometen hacer lo posible.

          En febrero de 1938 viaja a Buenos Aires, donde se la publicita como proveniente de una "exitosa gira por Europa y Norte América" lo cual constituye una verdad a medias. Visita a sus viejos amigos del Teatro Maipo y organiza una revista con la dirección de Luis César Amadori. Recibe también el apoyo de Francisco Canaro y Tita Merello. Presenta varias audiciones para Radio Cultura y otras emisoras. 

          El 31 de octubre parte con su madre  rumbo a New York, a donde arriban el 12 de noviembre. Es contratada como parte de un espectáculo en el Rainbow Room, selecto club, inaugurado el 3 de octubre de 1934, donde la élite neoyorquina hace sociales disfrutando de cócteles, buena cocina y baile al ritmo de legendarias big bands, sobre una pista giratoria.
 

          En 1940 marcha a Detroit, Michigan, para verse con una tía, hermana de Giovina. El 30 de mayo de 1941 retorna a Detroit trayendo a su madre. Llevan consigo u$s 6,000 dólares, pues han decidido vender la casa de La Habana y quedarse a vivir en Norteamérica, alojadas, de forma provisional, con sus familiares.

(Gentileza: Clara Koser)
          Terig Tucci, a cargo de la dirección musical de CBS, le consigue una buena oportunidad: una participación en los conciertos de Macy's. Las tiendas Macy's, con el fin de fortalecer los vínculos entre Estados Unidos y Latinoamérica, destinan la quinta planta de su centro comercial a representar distintos espectáculos musicales típicos de cada país; además los conciertos son retransmitidos por onda corta al resto del continente. El evento cuenta con el padrinazgo de la primera dama, Eleanor Roosevelt.

          Los shows del Macy's se desarrollan según el calendario previsto y la respuesta del público supera todas las expectativas. El 18 de enero The New York Times publica que la Feria de América Latina fue visitada por 50.000 personas, casi el doble de lo esperado por los organizadores, de modo que se plantean realizar nuevos espectáculos dentro de 8 días, y durante las subsiguientes tres semanas. La nota también destaca que se confirma la presencia de Perlita Greco, "la comediante y cantante argentina, estrella de la radio".

          Perla realiza actuaciones en "El Morocco", el cabarét más célebre y exclusivo del mundo entero, frecuentado por Humphrey Bogart, June Allyson, Groucho Marx, Cary Grant, Catharine Hepburn... Una de las características distintivas de dicho lugar eran los tapizados de cebras, cazadas en safaris al África por el argentino “Macoco” Alzaga Unzué, su carismático dueño.

          Graba singles y publicidades en inglés y español que se radian en la NBC neoyorquina.

          El 8 de agosto de 1946, pide "papers of naturalization" para obtener los  documentos de ciudadana estadounidense, en Southern District de New York (petición Nº 543.136). Lo extraño es que habiendo solicitado la naturalización bajo su nombre real, Alfonsina Grecco, su número de Seguridad Social y la partida de defunción (SSN 109-18-7900) figuran con su apodo artístico: Perlita Greco... ¡como si se tratase de dos personas distintas!

Solicitud de nacionalidad a nombre de Alfonsina Grecco (Gentileza: Clara Koser).
Seguridad Social y defunción a nombre de Perlita Greco (Gentileza: Clara Koser).

          En 1949 viaja a Buenos Aires para presentar un espectáculo junto a Francisco Canaro y su orquesta, el comediante Andrés "Toscanito" Poggio , Mecha Delgado, Lalo Malcom, Félix Mutarelli, Francisco Amor, Ubaldo Martínez y Gloria Ramírez. ¡Un éxito clamoroso!

          El 25 de noviembre de 1949, regresa a NYC en avión, Pan American Airwas, Inc, claro índice de cuánto había mejorado su economía.

          A fines de 1950 repiten los shows en Buenos Aires, con el mismo elenco anterior, más la presencia del galán de cine Alberto Dalves.

          El 17 de enero de 1951 parte sola desde Buenos Aires en Class First del S.S. Rio Jachal; arriba al puerto de New York el 3 de febrero.

          En diciembre 1952 se presenta en Madrid y en Barcelona con la revista "¡Nada más que uno!", junto a Antonio Garisa, primer actor y director y Manolita Ruiz, primera vedette.
Presentación en Madrid, 7 noviembre de 1952.
          En Estados Unidos contrae matrimonio con un rico joyero, dueño de la boutique "Lilli" en el Plaza Hotel, NYC. Estar en el Plaza Hotel, sito en Central Park South y Fifth Avenue, significa tener una butaca en primera fila para presenciar la movida social a nivel mundial.  Perlita vivió, o conoció de primera mano, miles de anécdotas relacionadas con los Kennedy, Marilyn Monroe, los Beatles, los Rolling Stone, Richard Burton, Elizabeth Taylor, y tantas otras celebridades que pasearon por allí buena parte de su existencia.
Postal de lo que fue el Plaza Hotel, cuando los Beatles se alojaron allí, en 1964.
          En marzo de 1969 fallece doña Giovina, su querida y amorosa madre. Poco tiempo después enviuda y queda al frente de las empresas de su marido. Aún así, tiene tiempo suficiente para dedicarse a obras de caridad, en hospitales y asilos de ancianos y de niños. También para ir a ver espectáculos, sobre todo españoles. Una de sus mayores alegrías en esos tiempos fue presenciar el triunfo de Raphael en el Show de Ed Sullivan, mano a mano con Tom Jones…

          ¡Cuántas preguntas quisiéramos hacerle hoy! ¡Cuántos secretos sobre la vida de Gardel podría revelarnos! Vivió intensamente, hasta el año 2001, así como Estrellita del Regil –otra novia española del Zorzal– vivió hasta el 2003, siendo una celebridad. Pero nunca nadie se interesó en recoger esos recuerdos.



Continuará...

          El análisis del tango "Hácete tonadillera" proseguirá en otro artículo donde nos avocaremos a analizar el contenido de la canción propiamente dicho, los personajes citados en ella –por ejemplo, Teresita Zazá, que fue amante de Gardel en su juventud–, anécdotas de la grabación, etc. Pero hemos considerado importante otorgar el espacio que se merece Perlita Greco, porque clarifica varios aspectos de la vida de Carlos Gardel. Con esta primera biografía tenemos la esperanza de suplir tantos años de olvido y confiamos en ampliarla y perfeccionarla con la colaboración de tod@s Ustedes. La certeza de que nuestra aventura colectiva nos depara muchas sorpresas, constituye la experiencia más maravillosa y excitante de este blog.


     ¡Hasta la próxima aventura!





© Marcelo O. Martínez - Todos los derechos reservados.

Agradecimientos: Cristina Yasutake; Julián Barsky; Red de Bibliotecas Públicas del Ayuntamiento de Madrid, Biblioteca Nacional de Madrid. Teatro La Zarzuela.
Agradecimiento especial: Clara Koser por aportar información y documentos sobre la etapa neoyorquina de Perlita Greco.


En memoria de mi adorada Perlita Abud.

Dedicado a todas las mujeres que buscaron y siguen buscando vivir libres y en plenitud.

En Julio de 2011, GARDELES fue votado como mejor blog musical, por los lectores del diario español 20 MINUTOS. Si lo desea puede visitar la blogoteca y dejar allí un comentario o votar. ¡¡Muchas gracias!!
http://lablogoteca.20minutos.es/gardeles-carlos-gardel-y-su-arte-22154/
PERLITA GRECO EN WIKIPEDIA

En el mes de mayo de 2013, WIKIPEDIA —la popular enciclopedia digital multilingüe on line—, ha incluído la biografía de Perlita Greco http://es.wikipedia.org/wiki/Perlita_Greco

Dicho artículo se basa en la biografía que aquí hemos desarrollado http://www.gardel-es.blogspot.com.es/20 ... acete.html

Aunque los gardelianos y gardelianas conocimos a Perlita Greco por ser una de las novias más estables que tuvo el Rey del Tango, lo cierto es que ella fue una artista muy talentosa, reina del teatro musical español durante los años anteriores a la Guerra Civil, desde 1928 a 1936.

Pero, sobre todo, fue pionera y símbolo de los derechos de la mujer.

En 1932 protagonizó la primera película española dirigida por una mujer, Rosario Pi. Durante la post-guerra desaparecieron las copias de esta película histórica y del mismo modo, se intentó borrar de la memoria popular el recuerdo de Perlita y de su arte liberal... hasta hoy.

Se trata, pues, de un pequeño y justo homenaje reinvindicativo a muchas que, como Perlita, lucharon por los derechos y las libertades.

En lo personal tengo muy buena opinión sobre el "Proyecto Wikipedia", que en español presenta ya un millón de artículos. Mi propósito es comenzar a aportar más información sobre aquellos temas que he investigado y d
ado que lo haré con un seudónimo ('EntusiastaPorElTango') dejo aquí constancia expresa de ello, ante  la posibilidad de que quizás utilice parte del material publicado en la presente página digital de mi autoría y desde Wikipedia surja alguna objeción considerando que se trate de una copia sin autorización.

Como se sabe, en Wikipedia se hacen controles frecuentes de calidad y pertinencia en cuanto a los "derecho de autor", y por medio de estas palabras quisiera dejar claro que también autorizo a recoger información y/o imagénes utilizadas en esta web, siempre y cuando se señale la fuente, mencionando mi nombre o el del sitio: www.gardel.es


Atte.,


Marcelo O. Martínez

www.gardel.es